Vacunas contra COVID-19 están disponibles en TN

¿Está buscando información de la enfermedad COVID-19 y recursos disponibles? Haga clic aquí

Información de la vacuna contra COVID-19 de Metro Nashville

Entrevista con Dr. Natalia Jimenez, epidemióloga en la Universidad Vanderbilt

Información de la vacuna contra COVID-19 en el estado de Tennessee

¿Quiere saber más sobre las vacunas?

Información de las vacunas contra COVID-19 del CDC

Las vacunas son una manera de estimular la capacidad natural del cuerpo para combatir un virus o una bacteria sin enfermarse por esos gérmenes. En el caso del COVID-19, la vacuna está específicamente diseñada para protegerlo del virus del COVID-19.

La vacuna es la mejor manera, y la más segura, de inmunizarse contra el COVID-19. La vacuna hace que el sistema inmunitario produzca anticuerpos contra el virus. Estos anticuerpos lo ayudarán a estar protegido si se expone al COVID-19 en el futuro. La vacuna enseña al cuerpo a combatir el virus antes de que se enferme.

Aunque contagiarse del virus puede ser otra forma de inmunizarse, es peligroso. Podría enfermarse gravemente o incluso morir. También podría transmitir el virus a otras personas. Las vacunas contra el COVID-19 no pueden contagiarlo de esta enfermedad. Son la opción más segura.

Los anticuerpos son proteínas del cuerpo que ayudan a combatir infecciones. En general, pueden protegerlo de volver a contraer la misma enfermedad. Los anticuerpos luchan contra determinadas enfermedades. Los anticuerpos del COVID-19, por ejemplo, solo combaten el virus del COVID-19.

Casi todas las personas deberían vacunarse. Esto lo incluye a usted, incluso si está en alguno de estos grupos:

  • Está embarazada o amamantando. La vacuna contra el COVID-19 no se estudió

en estos 2 grupos, pero el riesgo de infección grave por COVID-19 en las mujeres

embarazadas es alto.

  • Tiene problemas con su sistema inmunitario causados por una enfermedad

preexistente o los medicamentos que toma. Puede que la vacuna no sea tan eficaz en su caso. Sin embargo, es segura y puede ayudar a evitar que contraiga una infección muy grave por COVID-19.

  • Tiene un trastorno autoinmune o reumático. La vacuna es segura para usted y no provocará que su trastorno empeore. También puede ayudarlo a evitar que contraiga una infección muy grave por COVID-19.
  • Ya tuvo una infección por COVID-19. La vacuna ayudará a evitar que vuelva a contagiarse de COVID-19.
  • Es menor de 16 años (actualmente, la vacuna se está estudiando en niños).
  • Tiene una historia de reacciones graves (como anafilaxia) a algún componente de las vacunas. Para obtener más información sobre los

   

componentes de la vacuna, consulte esta página o lea el prospecto del envase del fabricante.

Además, algunas personas deberán esperar para recibir la vacuna.

  • Espere para recibir la vacuna si lo han tratado con una infusión de anticuerpos monoclonales en los últimos 90 días por una infección por COVID-19. Vacúnese después de 90 días, cuando ya no tenga los anticuerpos en el organismo.
  • Espere para vacunarse si tiene una enfermedad de corta duración, como faringitis o gastroenteritis. Vacúnese cuando se sienta mejor.

Si tiene un trastorno de sangrado o de las plaquetas (como hemofilia), consulte con su proveedor antes de vacunarse. Esto no tiene nada que ver con la vacuna en sí, sino con los riesgos de sangrado que enfrenta cada vez que recibe una inyección.

Podría enfermarse gravemente o incluso morir.

  • Podría transmitir el virus a otras personas, que también podrían enfermarse

gravemente.

  • Podría no tener una respuesta inmunitaria tan fuerte como con la vacuna.

Si ya tuvo COVID-19, puede que tenga algo de inmunidad, pero no está claro cuánto dura esa inmunidad. Aun así, debería vacunarse. Probablemente, la respuesta inmunitaria será más fuerte y durará más tiempo si se vacuna.

Sí. Aunque puede que tenga algo de inmunidad al virus, igualmente debe vacunarse. Probablemente, la respuesta inmunitaria será más fuerte y durará más tiempo si se vacuna.

Las vacunas estimulan al sistema inmunitario para que produzca anticuerpos contra el COVID-19 sin que deba contagiarse del virus. El sistema inmunitario después recuerda cómo producir los anticuerpos. Si se expone al virus en el futuro, su cuerpo producirá esos mismos anticuerpos muy rápido. Eso debería evitar que el virus lo enferme.

Es útil saber un poco sobre cómo lo enferma el COVID-19

El virus está cubierto de proteínas “S” o espiga. Usa esas espigas para adherirse a las células del cuerpo. Cuando las espigas se adhieren a las células, el virus comienza a dañarlas. Esto, a su vez, lo enferma.

Qué hacen las vacunas de Pfizer y Moderna

Estas vacunas enseñan a su sistema inmunitario a producir los anticuerpos que impiden que las espigas del virus se adhieran a las células. Si el virus no puede adherirse a las células, no puede enfermarlo.

Las dos vacunas contra el COVID-19 de Pfizer y Moderna están basadas en ARN. Esto significa que tienen una pequeña parte del ARN mensajero del virus (ARNm).

Puede imaginar el ARNm como un manual de instrucciones que usan las células para producir proteínas.

Cuando se vacuna, esto es lo que ocurre

  • El ARNm de la vacuna indica a sus células musculares que produzcan proteínas espiga del COVID-19.
  • Las células musculares producen esas espigas y luego las envían afuera de la célula.
  • El sistema inmunitario detecta esas espigas como algo extraño y produce anticuerpos para bloquearlas. Después recordará cómo combatir a esas espigas si se expone al virus en el futuro. Eso lo ayudará a protegerse del COVID-19.

Este tipo de vacuna es muy seguro. Estos son los motivos:

  • El ARNm que entra en su cuerpo se descompone rápidamente y no afecta a su

ADN (código genético) ni interactúa con él.

  • Este manual de instrucciones NUNCA entra en el centro (núcleo) de las células.

No puede interactuar con su ADN ni sus genes, los que están en el núcleo de las

células.

  • Después de que se produce cada parte de una proteína espiga, las células

musculares destruyen la cadena de ARNm para siempre.

  • La proteína espiga en sí es inofensiva y no puede infectarlo ni dañar las células

musculares. Las vacunas no tienen ninguna otra parte del virus. No puede contraer COVID-19 mediante la vacuna.

No. La vacuna tiene ARNm. Es diferente del ADN (su código genético). El ADN está en el centro (núcleo) de las células. El ARNm nunca entra en el centro de las células y nunca entra en contacto con el ADN. No hay manera de que la vacuna pueda afectar a su ADN.

La pandemia se sigue propagando porque el virus se sigue transmitiendo de una persona a otra. La inmunidad colectiva se produce cuando una cantidad suficiente de personas se vuelve inmune a una enfermedad infecciosa como el COVID-19. Se vuelven inmunes cuando se infectan o se vacunan.

La inmunidad colectiva es la única manera de frenar la pandemia. Incluso las personas que no son inmunes están protegidas por la gran multitud de personas que lo son.

Las vacunas son la mejor manera, y la más segura, de alcanzar la inmunidad colectiva. Es el modo en el que más personas pueden estar protegidas del virus sin enfermarse primero. Un gran beneficio de la vacuna es que la inmunidad colectiva también ayudará a quienes no sean inmunes o no respondan tan bien a las vacunas.

Podríamos alcanzar la inmunidad colectiva después de que al menos el 60 por ciento de la población se haya vacunado o infectado. Las vacunas son la mejor manera, y la más segura, de alcanzarla. Si la mayoría de las personas se vacuna, podemos terminar la pandemia.

Por otro lado, si esperamos que la inmunidad colectiva se alcance mediante la infección real, llevará mucho más tiempo y causará muchas enfermedades y muertes que podrían haberse evitado.

Contagiarse del virus puede ser muy peligroso. La inmunidad colectiva mediante la infección también tardará mucho más en alcanzarse. Se enfermarán y morirán más personas. La manera más segura y rápida de lograr la inmunidad colectiva es con una vacuna.

Los primeros resultados de los estudios de la vacuna de Pfizer y Moderna demuestran que tienen una eficacia del 95 por ciento. Esto significa que 95 de cada 100 personas que se vacunaron no se infectaron. Ese número es tan bueno como el de nuestras mejores vacunas.

Cómo se organizaron los estudios

En los estudios, las personas se dividieron en 2 grupos. Un grupo recibió la vacuna. El otro grupo recibió una inyección inactiva (placebo).

Con el tiempo, los investigadores compararon los grupos y contaron cuántas personas de cada grupo se enfermaron de COVID-19.

En estos estudios, la cantidad de personas que se enfermó en el grupo de la vacuna fue mucho menor que en el grupo del placebo. Estos resultados demuestran que las vacunas son eficaces.

Un ejemplo (que no es de un estudio real) puede ayudar a aclararlo

Supongamos que una vacuna se administra a la mitad de las personas de un estudio. La otra mitad recibe un placebo (agua con sal, en lugar de la vacuna). Durante el estudio, todos siguen con su vida normal.

En el grupo del placebo, 100 personas se enferman de COVID-19 durante el estudio. En el grupo vacunado, solo 5 personas de 100 se enferman. La diferencia entre los 2 grupos es de 95. Eso significa que los investigadores pueden afirmar que la vacuna protegió a 95 personas de contraer el virus. 95 de 100 es el 95 por ciento. Eso significa que la vacuna tiene una eficacia del 95 por ciento.

Hasta ahora, las 2 empresas que han avanzado más en la producción de la vacuna son Pfizer y Moderna. Usaron procesos similares. Y ambas tuvieron 2 ventajas para acelerar el proceso, comparado con la manera en la que las vacunas suelen desarrollarse:

  1. Aunque el COVID-19 es nuevo, estos tipos de virus (llamados coronavirus) se estudian desde hace más de 15 años. Eso dio una ventaja a los científicos. Los científicos de VUMC han investigado esto muchos años. Esto nos dio una gran ventaja para comprender el virus y producir una vacuna.
  2. Algunos de los pasos para producir una vacuna se hicieron simultáneamente, en lugar de uno después de otro. El gobierno de EE. UU. financió la fabricación a gran escala de las vacunas, incluso antes de que se supiera si serían eficaces. El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) y el Departamento de Defensa se han asociado en la llamada “Operation Warp Speed” para ayudar a desarrollar, producir y distribuir millones de dosis de vacunas contra el COVID-19 lo más rápido posible y, al mismo tiempo, garantizar que las vacunas sean seguras y eficaces.

Sí. Aunque las vacunas se produjeron rápido, no se han tomado atajos para evaluar y aprobar las vacunas. Las vacunas se han sometido a las mismas normas de seguridad que otros medicamentos y vacunas.

Sí, estas vacunas son seguras.

  • Todos los ensayos de vacunas siguen normas de seguridad. Pfizer y Moderna siguieron todas esas normas en sus ensayos relacionados con el COVID-19.
  • En los Estados Unidos, las vacunas no pueden usarse sin la autorización de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Para estas vacunas, Pfizer y Moderna recibieron una autorización para uso de emergencia de la FDA. Pfizer y Moderna tuvieron que demostrar que los beneficios de sus vacunas son mayores que cualquier riesgo. Estas vacunas se han probado en decenas de miles de personas y

solo causaron efectos secundarios leves. No provocaron enfermedades graves ni muertes.

  • Estas vacunas se han estudiado en grandes grupos de personas de diferentes edades y orígenes étnicos y raciales. Esa es una manera de garantizar que sean seguras para los adultos de diversas edades, razas y condiciones médicas. Estos estudios los dirigieron empresas y científicos americanos, pero hubo participantes de todo el mundo.
  • Un grupo independiente de expertos examinó la información de estos estudios. Los expertos (en virología, bioestadística, ética y salud pública) no trabajan para las empresas encargadas de la investigación (ni ninguna empresa de la competencia) ni el gobierno. Estos expertos independientes son los que recomiendan a la FDA si una vacuna debería aprobarse o no. Nuestros propios expertos de VUMC nos aseguran que esos expertos son independientes y estrictos.

Una autorización de uso de emergencia (EUA) es un instrumento que usa la FDA para acelerar el acceso a productos médicos, incluyendo vacunas, durante emergencias de salud pública como la pandemia actual.

Antes de dar una EUA para una vacuna, la FDA debe estar convencida de que la amenaza a la salud pública es muy grave y de que la vacuna será una manera segura y eficaz de prevenir la enfermedad.

Puede obtener más información en el sitio web de la FDA: FDA.gov/medical- devices/coronavirus-disease-2019-covid-19-emergency-use-authorizations-medical- devices/faqs-emergency-use-authorizations-euas-medical-devices-during-covid-19- pandemic

La FDA ha aprobado el uso de emergencia de dos vacunas. Pfizer produce una; Moderna, la otra.

Qué tienen en común:

o Ambas vacunas se producen de la misma manera, usando ARNm del virus, que

enseña al sistema inmunitario cómo protegerlo a usted de la enfermedad si se

expone al COVID-19 en el futuro.

o En los ensayos clínicos, ambas han demostrado ser eficaces (tienen una eficacia

del 95 por ciento).

o Ambas se administran en dos dosis separadas en el tiempo (21 días para la vacuna

de Pfizer y 28 días para la vacuna de Moderna).

o Ambas tienen efectos secundarios de leves a moderados que pueden durar

1 o 2 días. Entre ellos, se incluye la posibilidad de sentir cansancio, tener fiebre baja, dolor o inflamación en el brazo donde le aplicaron la vacuna. Esto no significa que las vacunas produzcan COVID-19. Los efectos secundarios son una respuesta inmunitaria a la vacuna (el objetivo de la vacuna).

o En los ensayos clínicos, ninguna de las dos vacunas causó preocupaciones graves de seguridad.

No. No puede enfermarse de COVID-19 por la vacuna. Puede que tenga efectos secundarios después de la dosis, pero son solo una señal de que la vacuna está funcionando.

Las vacunas de Pfizer y Moderna se administran mediante una inyección en el brazo. Ambas vacunas requieren 2 dosis para lograr una protección completa. Debe recibir la vacuna de la misma marca en cada dosis. Recibirá 2 dosis, separadas por 21 días (en el caso de Pfizer) o 28 días (en el caso de Moderna).

La vacuna es más segura que inmunizarse mediante la infección. Incluso si piensa que corre menor riesgo, puede enfermarse gravemente, tener problemas de salud de largo plazo o morir si se infecta. También puede transmitir el virus a otras personas. No puede saber con antelación cuánto podría enfermarse si se infecta.

Enfermarse de COVID-19 produce una respuesta inmunitaria menor. La vacuna estimula al cuerpo para que produzca más anticuerpos que los que produciría mediante la infección. La vacuna no lo enfermará, y los efectos secundarios son leves.

Después de recibir una vacuna, es probable que no se sienta bien. En los ensayos, los efectos secundarios normalmente comenzaron 1 o 2 días después de la inyección y duraron 1 o 2 días. Aunque no es necesario que tenga efectos secundarios para que la vacuna sea eficaz, estos son solo una señal de que la vacuna está actuando de manera adecuada. No puede enfermarse de COVID-19 por la vacuna.

Los efectos secundarios de corto plazo pueden incluir:

  • dolor en el brazo,
  • sentir mucho cansancio,
  • dolor de cabeza,
  • fiebre,
  • dolores de músculos,
  • escalofríos.

Después del dolor en el brazo, sentir mucho cansancio fue el efecto secundario más frecuente. Por ejemplo, después de cada dosis de la vacuna de Pfizer, aproximadamente 4 de cada 5 personas informaron de un dolor en el brazo o reacción en el lugar de la inyección.

Es posible tener un efecto secundario que no figure en esta lista.

aa Puede que tenga efectos secundarios después de la 1. o 2. dosis

Algunas personas tuvieron efectos secundarios después de la primera dosis. Sin embargo, la mayoría de las personas informó de efectos secundarios peores después de la segunda dosis. Esto ocurre cuando el sistema inmunitario da un “segundo vistazo” a la vacuna o recibe un “refuerzo”. En general, las personas más jóvenes tienen más efectos secundarios que las personas mayores.

Los efectos secundarios son una señal de que la vacuna está funcionando

NO indican que usted tenga COVID-19. No puede enfermarse de COVID-19 mediante la vacuna. Incluso si son molestos, es mejor tener efectos secundarios por la vacuna que infectarse con el virus real.

Si tiene señales solo donde le colocaron la inyección (como dolor en el brazo o enrojecimiento), lo más probable es que sean por la vacuna.

  • La vacuna puede causar síntomas como fiebre, malestar similar al de la gripe con dolor muscular y mucho cansancio. Esto es especialmente cierto si los tiene los primeros días después de una dosis.
  • Si estos síntomas duran más que algunos días o se producen más de 2 días después de recibir la vacuna, podría ser COVID-19.
  • La vacuna no le causará tos, congestión nasal ni pérdida del gusto o el olfato. Si tiene estos síntomas, deberán examinarlo por una posible infección por COVID-19.

Recuerde: La vacuna no puede contagiarlo de COVID-19, pero no estará totalmente protegido después de la primera dosis. Por eso, puede infectarse incluso después de la primera dosis.

No. La vacuna no puede enfermarlo. Si se enferma después de una dosis, significa que contrajo el virus antes de que estuviera protegido.

VUMC seguirá las directrices de los CDC y el Departamento de Salud de Tennessee para decidir quién recibirá la vacuna y cuándo.

Haga clic en el enlace de otros sitios en el estado de TN.

Las vacunas de Pfizer y Moderna se administran en 2 dosis. Por eso, necesitamos 2 dosis de la vacuna de la misma marca para lograr una respuesta inmunitaria fuerte.

Necesita ambas dosis para estar totalmente protegido. No estará totalmente protegido después de solo 1 dosis.

Recomendamos encarecidamente que reciba ambas dosis.

21 días si recibe la vacuna de Pfizer y 28 días si recibe la vacuna de Moderna.

Esperamos recibir más directrices de los CDC sobre cómo tratar las segundas dosis retrasadas u olvidadas.

El perfil de seguridad de las vacunas de Pfizer y Moderna ha sido muy bueno. En cada uno de los ensayos clínicos, más de 30,000 personas recibieron la vacuna. Ninguna tuvo reacciones adversas graves por la vacuna. Los investigadores seguirán recogiendo datos de seguridad a medida que más personas reciban las vacunas.

Los CDC tienen un grupo independiente de expertos que seguirá evaluando todos los datos de seguridad y dará actualizaciones periódicas. Si surge un problema de seguridad en algún momento, se tomarán medidas.

La parálisis de Bell se produce cuando uno tiene debilidad en los nervios de uno de los lados de la cara. En el estudio de Pfizer, se informó que 4 personas que recibieron la vacuna y ninguna de las que recibió el placebo tuvieron parálisis de Bell. En el estudio de Moderna, 3 personas del grupo de la vacuna informaron de parálisis de Bell, comparado con 1 del grupo del placebo.

No está claro que la vacuna haya causado parálisis de Bell. La cantidad de casos fue baja y no mayor de lo que se esperaría en la población general.

La FDA ha recomendado que vigilemos de cerca los casos de parálisis de Bell. Obtendremos más información sobre esto a medida que las vacunas contra el COVID-19 se usen en grupos más grandes de personas.

No. Recibirá la vacuna según lo que tenga su proveedor. Las vacunas de Pfizer y Moderna basadas en ARNm son casi idénticas. No hay diferencias en su eficacia o seguridad.

Sí, recibirá la vacuna de la misma marca en ambas dosis.

Las pruebas de infección por COVID-19 se usan para saber si tiene una infección actualmente. La vacuna no contiene el virus vivo y no puede causar una infección por

COVID-19. La vacuna no hará que dé positivo por COVID-19.

Si su cuerpo tiene una respuesta inmunitaria (el objetivo de una vacuna), puede que dé positivo en las pruebas de anticuerpos. Estas pruebas indican que tuvo una infección anterior o tiene cierto grado de protección contra el virus. Actualmente, los expertos están investigando cómo las vacunas contra el COVID-19 pueden afectar los resultados de las pruebas de anticuerpos. No necesita una prueba de anticuerpos después de la vacuna para saber si respondió a ella.

Si tiene una enfermedad de corta duración (como faringitis o gastroenteritis), debe esperar para recibir la vacuna. Si es empleado de VUMC, comuníquese con Salud Ocupacional.

Sí. En estos ensayos se incluyeron personas con diversos problemas de salud, como VIH y diabetes, y adultos mayores (de hasta 85 años). Es probable que no hayan participado personas muy débiles y enfermas en estos ensayos.

Sí. Entre los participantes del estudio, se incluyeron adultos sanos de hasta 85 años. En algunos ensayos de fase 3, más del 40 por ciento de los participantes tenía entre 56 y 85 años.

Actualmente, se está incluyendo a niños menores de 16 en los estudios de investigación. Tendremos más información al respecto pronto.

  • Los adultos de todos los sexos y razas tuvieron efectos secundarios similares. Esos efectos secundarios no fueron graves. Los adultos de entre 65 y 85 años informaron de efectos secundarios más leves que los adultos más jóvenes.
  • Los resultados de los ensayos han demostrado que las vacunas son seguras y eficaces para los adultos de todas las edades, razas, géneros y orígenes étnicos.

Se han estudiado las vacunas en diversos grupos de todo el mundo para garantizar que sean seguras para los adultos de todas las edades, razas, géneros y orígenes étnicos.

Por ejemplo, en el estudio de Pfizer:

  • Se incluyeron 30,000 personas de 39 estados de los Estados Unidos, de Brasil, Argentina y Alemania.
  • Dependiendo del lugar, entre el 30 y 40 por ciento de cada grupo de estudio tenía orígenes raciales y étnicos diversos.
  • Más del 40 por ciento de los participantes del estudio tenía entre 56 y 85 años.

La disponibilidad dependerá de cuántas vacunas recibamos del Departamento de Salud de Tennessee y cuándo. Los CDC y el Departamento de Salud del estado también decidirán el orden en el que los grupos de personas recibirán la vacuna.

No tendrá protección total hasta al menos 7 días después de la 2. dosis de la vacuna de la

misma marca.

Aún no lo sabemos. La investigación al respecto no se ha completado. Las investigaciones posteriores nos indicarán cuánto dura la inmunidad y si las personas necesitarán más dosis en el futuro.

Aún no lo sabemos. Todavía se está investigando al respecto.

Es posible que transmita el virus incluso después de recibir la vacuna. La vacuna está diseñada para evitar que el virus lo enferme. Aún no sabemos si la vacuna evitará que transmita el virus.

Debemos usar mascarilla y mantener el distanciamiento social hasta que la gran mayoría de las personas haya recibido la vacuna.

Sí. Incluso después de que reciba ambas dosis de la vacuna, debe seguir usando mascarilla y mantener el distanciamiento social. La vacuna evitará que el virus lo enferme. Sin embargo, aún no sabemos si la vacuna evitará que transmita el virus a otros.

Debe usar mascarilla y mantener el distanciamiento social hasta que la gran mayoría de las personas haya recibido la vacuna y hayamos logrado inmunidad colectiva.

Son dos cosas diferentes. El tratamiento con anticuerpos se usa para las personas que ya están infectadas con COVID-19. Solo tiene un efecto de corto plazo y combate una infección existente.

La vacuna, por otro lado, lo protege más tiempo. No se usa para tratar una infección real por COVID-19.

No. No debe recibir otras vacunas en un plazo de 14 días antes o después de recibir la vacuna contra el COVID-19. No tenemos información sobre cuán segura o eficaz será la vacuna si se administra al mismo tiempo que otras.

Si lo vacunan contra el COVID-19 en un plazo de 14 días de haber recibido otra vacuna por error, no debe repetir las dosis de ninguna. Aun así, debe recibir 2 dosis de la vacuna contra el COVID-19 debidamente separadas.

Es importante que se vacune, incluso si tuvo COVID-19. Para vacunarse, debe esperar hasta no tener ningún síntoma de COVID-19 y cumplir los criterios para salir del aislamiento. No se recomienda hacerse pruebas de COVID-19 para decidir si vacunarse o no.

Actualmente, no hay información sobre cuán segura o eficaz será la vacuna contra el COVID-19 en quienes hayan recibido anticuerpos monoclonales o plasma de convaleciente como parte del tratamiento para el COVID-19. Sin embargo, debe esperar al menos 90 días después de su tratamiento para vacunarse. Eso ayudará a garantizar que el tratamiento con anticuerpos no disminuya su respuesta a la vacuna.

La vacuna de Pfizer no tiene mercurio, aluminio, formaldehído ni conservantes. Esperamos lo mismo de la vacuna de Moderna.

Cuanto antes se vacune a la mayoría de las personas, más rápido podremos volver a la normalidad. A medida que más personas se vacunen y sean inmunes al COVID-19, paulatinamente abandonaremos el estilo de vida de la pandemia. Muchos esperan que el segundo semestre de 2021 se acerque más a la normalidad.

Sí. La vacuna se recomienda para personas que:

  • son mayores de 16 años
  • no son muy alérgicas a los ingredientes de la vacuna
  • no han recibido tratamiento con anticuerpos para el COVID-19 en los últimos 90 días. Si estas cosas se aplican a usted, debería vacunarse, incluso si está embarazada. Esto sigue lo que recomiendan el

Si contrae COVID-19 mientras está embarazada, tiene un riesgo mucho mayor de enfermarse gravemente que las personas que no están embarazadas. Esto incluye un mayor riesgo de:

  • tener que estar en la unidad de cuidados intensivos (UCI) de un hospital
  • tener que estar conectada a un ventilador para respirar
  • tener a su bebé antes de tiempo
  • morir.

La vacuna la protegerá del COVID-19 o de enfermarse gravemente si se contagia.

No. Las historias y afirmaciones de las redes sociales y los sitios web antivacunas que dicen que la vacuna interfiere con la formación de placenta son FALSAS. Una excelente evaluación de los asuntos y hechos: se encuentra aquí:

APNews.com/article/fact- checking-afs:Content:9856420671

La vacuna se recomienda para personas que:

  • son mayores de 16 años
  • no son muy alérgicas a los ingredientes de la vacuna
  • no han recibido tratamiento con anticuerpos para el COVID-19 en los últimos 90 días.

Si estas cosas se aplican a usted, es seguro que reciba la vacuna aunque esté amamantando. No es necesario que deje de amamantar para recibir la vacuna. No tiene que esperar para comenzar a amamantar después de recibir la vacuna. Las mujeres que reciben la vacuna pueden pasar parte de su protección al bebé por medio de la leche materna.

Las vacunas con ARNm contra el COVID-19 son seguras y eficaces. Sin embargo, hay

 Sí. La vacuna se recomienda para personas que:

  •  son mayores de 16 años
  •  no son muy alérgicas

 Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, la Sociedad de Medicina Materno-Fetal y los CDC para las mujeres embarazadas.

   La vacuna se recomienda para personas que:

  •  son mayores de 16 años
  •  no son muy alérgicas
  •  No es necesario que deje de amamantar para recibir la vacuna. No tiene que esperar para comenzar a amamantar después de recibir la vacuna.
  •  Las mujeres que reciben la vacuna pueden pasar parte de su protección al bebé por medio de la leche materna

Algunos motivos por los que una persona no debería vacunarse. Al 13 de diciembre de 2020, no debe recibir la vacuna si:

  • Es menor de 16 años.
  • Es alérgico a los ingredientes de la vacuna (visite esta página para saber los

ingredientes específicos de la vacuna: VUMC.org/coronavirus/known-covid-19-

contraindications).

  • Recibió tratamiento con anticuerpos o plasma para el COVID-19 en los 90 días

anteriores a la vacuna programada.

Si es empleado de VUMC y alguno de estos criterios se aplica a usted, recomendamos que no se inscriba en el programa de vacunación de empleados de VUMC en este momento.

Puede que estas recomendaciones cambien. La Administración de Alimentos y Medicamentos y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades seguirán evaluando cómo actúa cada vacuna a medida que más personas las reciban. Haremos nuestro mejor esfuerzo para actualizarlas. También puede encontrar la información más reciente en el sitio web de la FDA: FDA.gov/emergency-preparedness-and- response/coronavirus-disease-2019-covid-19/covid-19-vaccines.

No. Estos son los motivos:

  • Incluso si ya tuvo COVID-19, no sabemos si tendría el mismo grado de protección que recibirá con la vacuna.
  • Algunas pruebas de anticuerpos pueden dar un resultado falso positivo (esto puede ser porque detectan anticuerpos contra otros coronavirus que son similares al que causa el COVID-19). Incluso si una prueba indica que tiene anticuerpos, puede que no sea cierto.

No, no debe hacerse una prueba de COVID-19 antes de vacunarse.

Cuando lo vacunen, le dirán qué vacuna es.

Agregue esta página a marcadores y revísela con frecuencia para ver si hay preguntas nuevas o actualizadas.

  • El Departamento de Salud de Tennessee, los Centros para el Control y la Prevención

de Enfermedades y la Administración de Alimentos y Medicamentos tienen

   

abundante información sobre las vacunas contra el COVID-19. Visite sus sitios en los enlaces de abajo:

o Departamento de Salud de Tennessee: Tn.gov/health/cedep/ncov/covid-19- vaccine-information.html

o Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: CDC.gov/vaccines/covid-19/index.html

o Administración de Alimentos y Medicamentos: https://www.fda.gov/emergency-preparedness-and-response/coronavirus- disease-2019-covid-19/covid-19-vaccines

  • The New York Times tiene artículos excelentes sobre la vacuna de Pfizer (NYTimes.com/interactive/2020/health/pfizer-biontech-covid-19-vaccine.html) y la vacuna de Moderna (NYTimes.com/interactive/2020/health/moderna-covid-19- vaccine.html). Puede que necesite una suscripción para leerlos.
  • Estos son los sitios web de las empresas que producen las vacunas presentadas para una autorización de uso de emergencia (EUA):

o Centro sobre el COVID-19 de Pfizer: Pfizer.com/health/coronavirus

o Página web sobre la vacuna contra el COVID-19 de Moderna:

https://www.modernatx.com/modernas-work-potential-vaccine-against-covid-19 o Serie de videos de VUMC sobre vacunas: VUMC.org/coronavirus/covid-vaccine-

videos

En las directrices de los CDC se indica que toda persona que haya estado expuesta al COVID-19 debe seguir todas las normas sobre la cuarentena. Si estuvo en contacto cercano con alguien que está contagiado, no vaya a vacunarse hasta que termine su cuarentena. Esto es por la seguridad de todos y para prevenir la propagación del COVID- 19. Siga estas mismas directrices para ambas dosis. Si ya recibió la primera inyección, puede recibir la segunda después de que

termine su cuarentena. No afectará a su respuesta inmunitaria, y usted no necesitará repetir la primera dosis.

Recuerde que, según los CDC, cualquiera de estas cosas se considera contacto cercano:

  • Pasó 15 minutos o más a una distancia menor de 6 pies de alguien que está contagiado.
  • Estuvo cuidando a alguien que está contagiado.
  • Abrazó o besó a alguien que está contagiado.
  • Compartió utensilios para comer o beber con alguien que está contagiado.
  • Estuvo cerca de alguien que está contagiado que estornudó o tosió o, de alguna

manera, sus gotitas de respiración entraron en contacto con usted.

Sí, aún debe hacer cuarentena. Se espera que haya más indicaciones de los CDC sobre esto.

No. En este momento, no hay ningún medicamento que interfiera en la administración de la vacuna ni que la haga riesgosa. Algunos medicamentos pueden disminuir su respuesta inmunitaria a la vacuna. Sin embargo, aún debe recibir las inyecciones para tener algo de protección.

Sí. Aunque muchas personas tendrán efectos secundarios después de recibir las inyecciones, otras no tendrán ninguno. Esto está bien. Cuán bien y por cuánto tiempo funciona la vacuna no se relaciona con si usted tiene o no efectos secundarios.

No hay evidencia de que esto cambiaría cuán bien funciona la vacuna. Tampoco eliminará ni ayudará a mejorar su infección actual.

Si después de la primera inyección usted contrae COVID-19, espere por lo menos 6 semanas después de recuperarse del COVID-19 para ponerse la segunda dosis de la vacuna. No esperar lo suficiente aumentaría su riesgo de efectos secundarios con la segunda dosis.

Debe esperar para ir hasta que hayan sucedido estas cosas:

  1. Le hicieron la prueba de COVID-19 y dio negativo, y
  2. Se siente mejor.

Incluso si no tiene COVID-19, no querrá tener posibles efectos secundarios de la vacuna además de sentirse mal.

Puede ponerse la vacuna contra el COVID-19 en cualquier momento durante el

 embarazo. Algunos pacientes pueden tener fiebre después de recibir la vacuna. Si

 desarrolla fiebre, puede tomar acetaminofén (Tylenol) para bajarla. Es seguro tomar

 acetaminofén durante el embarazo, a menos que su proveedor le haya dicho alguna vez

 que no lo haga por algún motivo.

No. No es necesario esperar hasta después de haber recibido ambas dosis para quedar embarazada. Si queda embarazada después de ponerse la primera dosis, póngase la segunda según lo programado.

Los estudios de la vacuna de Pfizer y de Moderna

No hay evidencia de que la vacuna pueda dañar al bebé.

no incluyeron mujeres embarazadas.

 Algunas mujeres en los estudios quedaron embarazadas después de que el estudio había

 comenzado. Hasta la fecha, no ha habido problemas de seguridad en esas mujeres ni en

 sus embarazos.

 En estudios con animales, las vacunas no causaron ningún problema relacionado con la

 reproducción ni con el desarrollo de las crías.

No. La parte del coronavirus (ARNm) que está en la vacuna no se acerca a su ADN. Le dice a su sistema inmunológico cómo reconocer el coronavirus si entra en su cuerpo. Una vez que ese mensaje se envía a su sistema inmunológico, el ARNm de la vacuna se descompone y sale de su cuerpo. Esta vacuna es muy segura.

Los efectos secundarios como poca fiebre, dolores musculares y cansancio generalmente son leves y duran entre uno y dos días. Si después de su primera inyección usted se sintió muy mal, puede tomar ibuprofeno o acetaminofén (Tylenol) antes de que le pongan la segunda vacuna.

¿Ha completado su vacunación?

Se considera que las personas completaron su vacunación:

  • 2 semanas después de su segunda dosis en una serie de 2 dosis, como sucede con las vacunas de Pfizer o Moderna, o
  • 2 semanas después de aplicarse una vacuna de dosis única, como la vacuna Janssen de Johnson & Johnson

Si han pasado menos de 2 semanas desde que recibió la vacuna, o si aún necesita recibir la segunda dosis, NO está totalmente protegido. Siga tomando todas las medidas de prevención hasta completar su vacunación.

Si ya completó su vacunación:

  • Puede reunirse en espacios interiores con personas totalmente vacunadas sin usar mascarilla.
  • Puede reunirse en espacios interiores con personas no vacunadas de otros hogares (por ejemplo, visitar a familiares que viven juntos) sin mascarilla, a menos que alguna de esas personas o alguien con quien viven tenga mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19.
  • Si ha estado con alguien que tiene COVID-19, no necesita mantenerse alejado de las demás personas o realizarse una prueba de detección a menos que presente síntomas.
    • No obstante, si vive en un entorno grupal (como una institución correccional o de detención o un hogar grupal) y está con alguien que tiene COVID-19, deberá mantenerse alejado de las demás personas por 14 días y realizarse una prueba de detección, incluso si no presenta síntomas.

Aprende más del CDC